Noviembre

¿Y el otoño?Noviembre

Noviembre está siendo un mes de cambios para mí y me siento extraña.

Abrieron otro japonés en nuestra pequeña ciudad y di gracias por ello. Celebramos el cumpleaños pensando más en los detalles que en los regalos y fue un éxito, nada ganó al despertar con velas y desayuno en la cama con el feliz cumpleaños de fondo. He vivido noches de fiesta loca, de esas que te despiertas con lagunas y dolor de cabeza pero con la sensación auténtica de estar viva. Pero también han habido noches caseras completamente sola y confieso que me gustan tanto las unas como las otras. Supongo que será la edad…

Pero esos no son los cambios que me tienen trastocada. Este año algo no me encaja en el mundo y es que no he podido disfrutar del otoño. Soy amante incondicional del verano, el frío hace de mi lo que quiere (que suele ser nada) y no lo soporto. Pero el otoño es un bonito entretiempo para abrigarme y seguir siendo yo. Sin embargo este año no lo he visto por ningún lado ya que el verano le robó días y el invierno vino ayer de sopetón sin que nadie lo invitase. ¿Viene para quedarse? ¿O quizás sí que tenga un poco de mi otoño cuando pase la tormenta?

En el fondo tenemos los mismos instintos que todos los seres vivos y la metereología nos influye y mucho. Y yo he sido como ese manzano que empieza a florecer en Noviembre porque cree que es primavera…

Además, cambiando totalmente de tercio, en mi trabajo normal (el de horario de oficina) se avecinan aires de cambio. La burbuja explotó y nos ha dejado a todos incrédulos y sumisos. Por cuestión de recursos voy a tener que dedicarle más tiempo y más espacio en mi cabeza. Y como siempre la gente de mi entorno me dice que eso es una buena noticia y algo dentro de mí me dice que estoy yendo marcha atrás. Al final, el único que realmente lo agradece es mi bolsillo…

Y es que yo sueño con sitios como The School of Life, que vendría a ser como el psicólogo 2.0 pero mucho más cool. Porque luego me doy una vuelta por sitios de crowdsurfing y veo algún proyecto que me encanta y pienso ¿por qué no se me ha ocurrido a mí? Algo que esté acorde con mi filosofía de vida y que además tenga un impacto positivo en el mundo. Algo como 1dolar.org por ejemplo, un proyecto solidario con aires de ONG pero con auténticos objetivos económicos. ¿Realmente algo así es posible, hacer negocio de la solidaridad?

En fin, voy a dejar pasar Noviembre esperando a ver mi esperado otoño e intentaré no soñar mucho despierta.

Anuncios
Noviembre

Noviembre de microrelatos

Hace poco más de un año escribía aquí mi proyecto personal de los retos mensuales. Por ejemplo en Agosto no comí carne, en Octubre no entré en Facebook, en Noviembre cociné una receta distinta cada día y en Diciembre hice una foto diaria y la publiqué en Instagram.

Son pequeños gestos que no cuestan apenas nada y que sin embargo fomentan tu creatividad y tus hábitos. Por eso he decidido retomarlos. En Octubre volví a hacer dieta de Facebook y este mes he pensado en escribir un microcuento cada día y colgarlo en Twitter. Aquí va el primero:

Tweet microrrelato

A ver si soy capaz…

Noviembre de microrelatos