La inteligencia infantil

Cuando era pequeña siempre decía que de mayor quería escribir un libro. No sabía ni sobre qué ni qué tipo de libro. Pero quería tener un libro en mi estantería que llevase mi nombre en la portada. Luego, de mayor, me  olvidé de ese sueño y estudié Ingeniería Informática.

No me arrepiento de haberlo hecho, sobretodo viendo cómo está montado el tenderete del negocio editorial. Cuando de pequeña soñaba escribir obviamente no pensaba en tantos por ciento de beneficios, editores inalcanzables o distribuidores casi feudales. Soñaba con escribir y publicar. ¿No tendría que ser así de fácil?

Bien, pues yo creo que el mundo editorial está empezando a cambiar hacia eso. No de buena voluntad, claro que no, sino forzado por los ebooks y su amigo Internet. Pero lo importante es que lo está haciendo.

Llegará un día que será tan fácil como lo podría soñar una niña.

 

Hoy empiezo una serie de artículos sobre el mundo editorial en la actualidad. Para difundir el mensaje, aportar mi granito de arena e ir hacia una industria mejor.

Anuncios
La inteligencia infantil