30

Este fin de semana celebré que cumplía nada más ni nada menos que 30 años. El cambio de dígito es inapreciable al ojo humano pero no a la mente. Dejé la duda de los veintitantos para pasar a ser una treintañera sin tapujos. En fin, seguro que ya no sonaré tan decidida al rectificar a las dependientas o camareros cuando me trataban de señora.

La cuestión es, que como era una fecha especial, celebré junto a una buena amiga (que cumplió los mismos el mes pasado) una fiesta como se merecía. La preparamos a conciencia y terminamos rendidísimas, pero al final, cuando ves que todo ha salido bien, vale la pena.

 

  La Fiesta Pirata   ☠

Nunca había preparado una fiesta temática y tiene su rollo si la gente acompaña. Empezamos enviando las invitaciones, of course. Como mi amiga y yo nos conocemos desde la guardería, hicimos un collage de fotos antiguas y nuevas soplando velas. 100% handmade, unas fotocopias en color y listo. Eso sí, no desvelamos de que sería la fiesta pero pedimos que todo el mundo viniese con pantalones negros, camisa blanca y un pañuelo negro o rojo.

La decoración del sitio fue otro cantar. Compramos banderines, combinamos los colores de la mesa (mantel, servilletas, vasos y cubiertos), lo llenamos de velas y le dimos la iluminación adecuada. Además, otra amiga nos prestó un montón de material temático que, para nuestra suerte, guardaba de su última fiesta. Nos quedó genial.

Como detallazo la amiga que nos dejó el material para decorar el espacio se curró una maqueta de un barco pirata con sus islas. Lo hizo todo con material reciclado e hizo muñequitos a los que pegó una de la cara de cada uno de los invitados. Gustó tanto que cuando terminó la fecha y se marcharon cada uno se llevó a su miniyo a casa. ¿Qué recuerdo más original que ese?
En cuanto a la comida no nos calentamos mucho la cabeza. Eso sí, teniamos una tarta-barco que nos hizo un amigo con mucho cariño. Y varios cócteles de ron que no podían faltar. La banda sonora de Piratas del Caribe de fondo y parches y chalecos para todos. Ya tenemos una fiesta pirata!

 

Anuncios
30

La moda libreta

A veces, cuando voy de compras y me desespero porque no encuentro nada que me guste, me da por buscar entre las camisetas lisas y simples. Casi siempre me vuelvo con alguna del color del que esté ese dia. Una camiseta lisa te puede hacer un buen papel a la hora de combinar ropa o aunque sea para usarla como camiseta interior. Pero a veces también me sale la vena creativa y las pinto. No es que sea una gran artista, pero hay algunas con las que salgo a la calle y todo. :P

Bien, pues todo esto viene a cuento de que el otro día fue uno de esos que me dió por sacar las pinturas y los rotuladores e hice una que tenía pendiente hace bastante tiempo: una camiseta-libreta, que no es más que emular una hoja de libreta, con sus rayas azules horizontales y su margen rojo. En Internet hay un montón de artículos con este estilo, hasta un edredón en el que puedes pintar!

Resumiendo, que la hice. Y no me quedó mal del todo, igual hasta me la pongo para salir a la calle este verano (para ir a por el pan o algo de eso…). Éste fue el resultado:

La moda libreta

Haciendo mis propios filtros para bokehs con formas

Esto es un clásico para todo aquel que empieza en el mundo de la fotografía. Un día te tropiezas con fotos como la de arriba y te preguntas ¿cómo lo ha hecho? Googleas un poco y ¡ta-chaaán! lo encuentras: con un filtro especial. Resulta que es una técnica muy famosa en el mundillo. Por una parte existen infinidad de sitios donde venden los filtros hechos (por ejemplo éste) y por otra hay muchísimos tutoriales de cómo hacértelos tu mismo. Yo opté por la segunda opción y decidí hacer un poco de manualidades. Por el camino hice una plantilla descargable aquí con algunas formas.

Después de un poco de tijeras y cutex, y con la ayuda de cinta negra conseguí mis propios filtros, en total cuatro. No es un resultado muy vistoso pero me va a servir para experimentar. Si veo que le cojo el gusto tal vez me plantée más adelante comprarme un kit con más formas.

Ahora solo me queda coger la cámara y probar.

Haciendo mis propios filtros para bokehs con formas

Experimentando con el fieltro

Hace un par de años mi hermana me regaló un pack de material para manualidades. Estaba compuesto por unas láminas de fieltro, unos enganches tipo imperdibles y unos rotuladores para tela. Hice algunas chapuzillas en su día y ahí se quedaron. El otro día volví a desenpolvar la caja y me puse a trastear un poco. Al final hice dos broches, uno para mí y otro para Hugo. Ahí va el resultado:

El mío ya está colocado en la bolsa de la cámara

 

Tiene un aire a un balón de futbol, ¿no?

 

Se adivina para quién es cada uno, ¿verdad?. He de confesar que tengo experiencia cero con eso de las agujas y los hilos (mi abuela siempre pone el grito en el cielo cuando sale el tema), así que para ser mi primer contacto tampoco creo que estén tan tan mal…

¿No? :)

Experimentando con el fieltro